Con lo justo y sufriendo más de la cuenta, Millonarios venció a Jaguares



Con un soberbio gol de Henry Rojas y un inmenso Nicolás Vikonis atajando un penal al último minuto, Millonarios le ganó 1-0 a Jaguares en El Campín; sumó su segunda victoria seguida y se metió entre los ocho primeros del campeonato.

No parecía un día de partido en Bogotá. Casi nadie se bajaba del Transmilenio en El Campín, los parqueaderos estaban vacíos y el silencio era un sonido muy incómodo en el coloso de la 57. Las luces prendidas desentonaban con lo que parecía una noche de jueves cualquiera en el occidente de la capital. Adentro, algunos periodistas, policías y dirigentes (entre los cuales se encontraban Gustavo Serpa y Joseph Oughourlian, máximo accionista de Amber y por tanto, dueño de Millonarios) esperaban ver a Millos ganarle a Jaguares en una noche helada. Para cumplir con esa lógica, Russo formó con: Vikonis; Palacios, de los Santos, Cadavid, Banguero; Rojas, Ayala, Silva; Huérfano, Mosquera y del Valle.

Primer Tiempo

Millos empezó bien, trató de ser incisivo con los jóvenes Huérfano y Mosquera y hacía circulación de balón en campo contrario para encontrar el espacio preciso para anotar el gol que lo pusiera en ventaja. Aunque no era un fútbol arrollador, era bien intencionado y tuvo su recompensa al minuto 11 cuando Henry Rojas, con un tremendo zapatazo desde fuera del área y luego de un contragolpe que parecía muerto, la mandó a guardar y ponía en ventaja a Millonarios, que había hecho más. El equipo no siguió buscando con la misma intensidad el arco de Jaguares, aunque tuvo un par de aproximaciones sin mayor peligro y por el contrario, el visitante con muy poco, empezaba a ganar espacio en el mediocampo y a meter poco a poco, al conjunto de Russo en su propio campo. En Millonarios no había ideas y aunque Rojas y Ayala trataban, no lograban sostener una posesión importante para administrar el resultado e ir por más.

Segundo Tiempo

El bajón futbolístico y actitudinal que tuvo Millonarios en el segundo tiempo fue evidente. El equipo pareció conformarse con el gol que había conseguido en el primer tiempo y poco se esforzaba por atacar el arco contrario. La marca no era intensa sobre Jaguares, que seguía ganando espacio. Mosquera, Huérfano y del Valle no lograban hilar jugadas contundentes y los fantasmas del partido contra Rionegro rondaban por el desértico Campín. Al refrescar toda la línea ofensiva Russo buscó acercarse más al gol y probar si alguno de los emergentes (Núñez, Quiñones o Valencia) podían darle ese gol de la tranquilidad que tanto se necesitaba. En el minuto 87 pasó lo que todos sospechaban: después de un tiro de esquina de Jaguares, que terminó acorralando a Millonarios contra su arco, un hombre cayó en el área y el penal fue decretado. Parecía una repetición del partido contra Águilas unas semanas antes. Otra vez el equipo se había relajado y otra vez estaba a punto de pagar las consecuencias en su casa. Sin embargo, el arquero que nunca tapa penales, el que nunca gana partidos, el de “equipo chico” sacó casta y le atajó el penal a Ray Vanegas, quien cobró al lado derecho del arquero uruguayo, que envió el balón al tiro de esquina tras los jubilosos gritos que provenían del banco y de la supuesta neutral tribuna de prensa. Vikonis atajó el penal y junto con Rojas, son los responsables de que Millonarios esté de octavo en la tabla y que haya sumado su sexto punto de los últimos seis posibles.

Revisa el minuto a minuto del partido entre Millonarios y Jaguares aquí.

Millonarios visitará al América en el Pascual Guerrero el próximo domingo a las 7:30 PM y buscará mantener su racha ganadora y ojalá, mejorar su fútbol.

#JaguaresdeCordoba #LigaÁguila #HenryRojas

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon