CRÓNICA | Lo mismo de siempre



A pesar de que el equipo se paró bien y desde el banquillo el planteamiento táctico fue el adecuado, pasó lo mismo de siempre: Millonarios cayó con Junior 1-0 en el Metropolitano y quedó eliminado de la Copa Águila, en la que no pasa de octavos de final desde 2013.

Millonarios formó con: Vikonis; Palacios, de los Santos, Cadavid, Bertel; Domínguez, Rojas, Silva; Mosquera, Riascos y Valencia con el fin de clasificar a semifinales y dar un golpe en el Metropolitano contra el favorito, hoy por hoy, para ganar todo. Sin embargo, el “golpe” que Millonarios debe dar sigue siendo una incógnita, ha estado cerca de darlo, pero siempre le faltan unos minutos, unos segundos, un poco de suerte, un poco de la ya malgastada expresión “jerarquía”. Contra el mismo rival se le escapó en 2011, 2014, 2016 y ahora, por Copa, en 2017. No es casualidad. Azul Total presenta la crónica de un partido de una instancia definitiva que se jugó bien, pero que terminó mal. Lo mismo de siempre.

Primer Tiempo

El planteamiento fue parecido al mostrado en junio ante Nacional en Medellín. El equipo, fino en la marca, no dejaba mover con claridad a Chará y lo desconectó de Sánchez, Ovelar y Escalante. En ese sentido, Domínguez hizo una buena tarea y los centrales, Cadavid y De los Santos, cubriendo los espacios del nervioso Bertel y del frágil Palacios también cumplieron con la disciplina táctica que tuvo el equipo. De todas maneras, era inevitable que Junior se acercara, lo hizo una vez al minuto 35, pero Nicolás Vikonis, de grandes atajadas en el juego, lo evitó. Millonarios sufrió un poco los últimos diez minutos del primer periodo, en donde le faltó talento en el último cuarto de cancha para inquietar a Viera. La sensación al final de los primeros 45´era que, si bien el rival estaba controlado, era técnicamente superior y por eso, había que pararse unos metros más adelante y proponer un poco más, eso sí, sin descuidar el buen trabajo de marca que se había hecho hasta el momento.

Segundo Tiempo

Junior salió a arrasar en el periodo complementario, con tres llegadas en tres minutos (revisa aquí las incidencias del partido en Barranquilla) advertía que por más de que el trabajo de marca de Millonarios fuera bueno, sólo una le bastaba para liquidar el partido. Aunque no fue un cambio planeado, la sustitución de Duque por el debutante Bertel, que salió lesionado, le dio a Millonarios un poco más de manejo en mitad de cancha como también marca, ya que Domínguez, de buen trabajo, había sido retrasado para cubrir la banda izquierda. Por momentos Junior se vio partido en mitad de cancha y Millonarios tenía espacios en ese sector. Millonarios se acercaba tímidamente con Mosquera y Valencia luchando por las bandas, pero no era preciso. La más clara fue un golazo de Ayron del Valle, invalidado por claro fuera del lugar. Los penales parecían inminentes hasta el minuto 82, donde pasó lo mismo de siempre.

Después de una pasmosa pasividad en mitad de cancha que permitió que Jorge Arias transportara el balón más de 50 metros de manera cómoda e intentara hacer un pase filtrado, Jair Palacios se barrió para rechazar el balón, con tan “mala fortuna” que su rechazo salió rasante al centro del área. El balón, dividido, tuvo dos pretendientes: Díaz y Vikonis. El primero llegó por milésimas primero al balón y el segundo, al que nada hay que reprocharle en este partido, lo barrió con los pies. El árbitro señaló el punto penal, luego, Jarlan Barrera convirtió el gol que dejó a Millonarios eliminado de la Copa Águila. Otra vez.

#Junior #CopaÁguila #CuartosdeFinal

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon