• Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon

¡Hay que salir del clóset!



¿Cuál es el verdadero Millonarios? ¿El de la jerarquía para remontar el 1-0 frente a Patriotas?, o el equipo sin alma y con el pecho de hielo que no pudo ganarle a uno de lo coleros del torneo. Nadie sabe, ni siquiera el técnico. Ya es hora de que Millos "salga del clóset" y se defina: ¿a qué juega?, ¿cómo juega?.

Millonarios es toda una incertidumbre. Lo saben muy bien los hinchas y demás personas que siguen de cerca el día a día del equipo. El tímido empate como local ante Tigres y el triunfo vital, de visitante, frente a Patriotas, dejan una sensación de incertidumbre muy evidente. Ya con la clasificación a la fase final asegurada, el futuro parece incierto. En la mira están la estrella 15, la copa Libertadores o, en su defecto, la Suramericana. Lo inquietante es no saber si la irregularidad del equipo va a ser suficiente para alcanzar alguno, o los tres, o ninguno. Ya veremos.

Sobre la delgada línea de esa dualidad ha caminado Millonarios durante todo el torneo, como si cargara al hombro con un serio problema de identidad. Generalmente, en casi todos los partidos, el primer tiempo es desastroso y en el segundo se ven algunas mejoras. Ya es hora, también, de que haya un partido sólido, con nivel constante desde del minuto cero.

La fase final del torneo hay que afrontarla con un carácter definido. Por ventura, los rivales frente a los cuales Millonarios ha obtenido los puntos que lo tienen clasificado han sido oponentes relativamente fáciles, equiparados todos por su discreto nivel. Cuando toque enfrentar a los duros, frente a los que se pelean títulos, el azul deberá tener muy claro quién es y a qué juega. De lo contrario, será un torneo más para el olvido.

Sebastián Silva

@sebastiansilvac