Un paso adelante y dos atrás



Millonarios tuvo un año penoso y terminó eliminado de todos los torneos que jugó. Al equipo le faltó juego, personalidad, dirección técnica y también, suerte. No va a jugar torneo internacional en 2019, se quedó sin técnico y otra vez, debe empezar a remar desde atrás.

La luna de miel ya se había acabado en el primer semestre: Millonarios fue noveno en la Liga Águila 2018-1 y no pudo superar la fase de grupos de la Copa Libertadores. Los títulos ante Santa Fe y Nacional fueron bonitos, importantes, inolvidables, pero, tenían que dejarse de lado. El hincha siempre quiere más. Por eso, con Miguel Russo ya recuperado de sus problemas de salud y con un refuerzo de lujo como Christian Marrugo, el segundo semestre prometía.

Millonarios debutó con un empate a 2 goles ante Boyacá Chicó en El Campín, jugando bien y generando muchas opciones de gol. Había tranquilidad, después de todo, simplemente faltó concretar: “eso a veces pasa en el fútbol y vienen duros de la pretemporada”. Sin embargo, las cosas no mejoraron en cuestión de resultados y empeoraron en materia futbolística.

El azul empezó a jugar cada vez peor, Russo se veía cada vez más confundido y los bajones individuales (que son normales) se dieron todos al mismo tiempo, lo que convirtió al equipo, modelo 2018-2, en un cuadro carente de todo: débil atrás, falto de ideas y de filtro en la mitad y con muy poca contundencia adelante. Además, las lesiones de Matías de Los Santos, Jhon Duque, Roberto Ovelar, Henry Rojas, entre otros, debilitaron físicamente a los de Russo, que, en promedio, jugaban un partido cada tres días.

Toda esta combinación de factores resultó en el desastre consumado que es el 2018 de Millonarios F.C. Eliminado de ambos torneos antes de los playoffs (cosa que no ocurría desde 2010), eliminado por su clásico rival en la Copa Sudamericana, eliminado en semifinales de Copa Colombia y sin ninguna posibilidad de jugar un torneo internacional el año que viene.

Con Millonarios siempre es lo mismo, un paso adelante (estrella 15 y Superliga) y dos atrás (eliminados de todo y sin salir del país en el 2019). ¿Por qué no aprovechamos los momentos? ¿Tendremos que esperar 5 años otra vez para quedar campeones? O peor, ¿24?

#CortitaYAlPie: Después del clásico del próximo fin de semana Camacho y Serpa se tienen que sentar a hablar del rotundo fracaso de este año. Hay jugadores que se deben ir, ya sea porque dieron todo y su ciclo se cumplió o porque nunca demostraron nada para estar en el equipo. A Miguel Ángel Russo muchas gracias, nos dio 2 de los momentos más lindos de nuestra vida como hinchas. Con el técnico que llegue, hay que ganar una liga y la Copa Colombia. El resto, no sirve.

Luis Fernando Zambrano

@lfzambranos


  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon