La hinchada azul agradeció a Miguel Ángel Russo y ganó el clásico en las tribunas