Amargo empate de Millonarios ante Rionegro Águilas



Millonarios empató a cero goles en su visita a Rionegro por la fecha 14 de la Liga Betplay Dimayor, en un encuentro donde el funcionamiento colectivo e individual del equipo dejó dudas y un sin sabor de boca en la hinchada ‘azul’.


Millonarios tuvo un primer tiempo para el olvido, donde lució lento y distraído ante los ataques del conjunto local que fue muy superior y más inteligente. Juan Carlos Pereira y Stiven Vega no estuvieron finos en la recuperación de la pelota, permitieron el juego interno de Águilas y tampoco fueron claros en la salida con la pelota. Adicional a esto, no hubo filtro en los recorridos del equipo rival por las bandas, con un Emerson Rodríguez poco solidario en labores defensivas por el costado derecho.



Ahora bien, si en defensa el equipo estuvo desteñido, el ataque ‘embajador’ no fue la excepción. Guarín fue referenciado y le costó jugar de espaldas al área rival, siendo intrascendente en las intenciones ofensivas junto a un Cristian Arango solitario que, por la lesión de Fernando Uribe, tuvo que jugar en una posición en la que no se le ve cómodo. Los delanteros ‘azules’ permanecieron muy distantes a sus defensores, lo que ocasionó la poca claridad en salida y un pobre volumen en ataque de Millonarios, tanto así que, tuvieron que pasar 38 minutos para presenciar la primera llegada clara del equipo en el partido.



La actitud de los dirigidos por Alberto Gamero mejoró para el inicio de la segunda parte del compromiso, comenzando por la seguridad que aportó Kliver Moreno en su ingreso al terreno de juego en reemplazo de Pereira, al igual que la claridad que otorgó Llinás con la pelota partiendo desde atrás, sin embargo, Águilas corrigió y pasada la hora de partido volvió a tomar el protagonismo acorralando por momentos a Millonarios en su propio arco.



Con la ausencia de David Mackalister Silva y el partido regular de Daniel Ruiz, escasearon las ideas y la creatividad de la mitad de cancha hacia adelante, donde la única posibilidad de llegar a gol parecía ser un chispazo de genialidad por parte de Emerson Rodríguez o un centro preciso de Bertel hacia Arango, algo que nunca sucedió. El empate a cero no deja bien parado a Millonarios en su lucha por estar en los primeros lugares del campeonato, y ahora deberá sumar de a 3 ante Bucaramanga el próximo domingo si quiere empezar a asegurar su clasificación entre los 8 mejores del torneo.