top of page

El mejor delantero del fútbol colombiano está de regreso


Noche mágica en Bogotá. Millonarios ganó, goleó y gustó en su debut en la Copa Sudamericana 2023. Todo esto de la mano de Leonardo Castro, quien se destapó y comandó la victoria albiazul, dejando dos goles y una asistencia.


Primer tiempo regular de todo el equipo. Las transiciones ofensivas del conjunto dirigido por Alberto Gamero no podían vulnerar la defensa rival y las conexiones entre los atacantes no eran claras. Castro, al igual que en el partido en Ibagué, lucía muy solo e impreciso. Defensa y Justiciaachicó espacios y obligó al delantero a pivotar, situación en la que se vio incómodo.


Los goleadores necesitan confianza y la confianza se genera sola a través de los goles. Siguiendo esta premisa, la importancia del penal en los primeros minutos del segundo tiempo fue gigante. La ejecución del “Chacho” fue impecable, rompiéndole el arco a Unsain y consiguiendo esa tan anhelada anotación. Desde ese momento, el encuentro para el número 23 cambió por completo.


Su segunda anotación fue una delicatessen. Conducción desde el centro del campo, tras pase de Juan Pablo Vargas, y con una jugada personal, en la que dejó tres jugadoresrivales desparramados en el camino, cruzó un remate con pierna zurda para poner el 2-0 parcial.

El partido continuó con desmarques y ataques a los espacios por parte de Leonardo, que es en el rol en el que se ha vistomás cómodo en el Embajador. En el tercer gol se repitió la fórmula, pero ahora con un pase filtrado de Daniel Giraldo. El goleador ganó metros gracias a su velocidad y, en esta ocasión, le cedió la pelota a David Macalister Silva, quien definió muy bien para cerrar la goleada en el Estadio El Campín.


Algunos datos que dejó el partido de Leonardo Castro: 4 remates totales (tres a puerta y uno afuera), 73.7% de precisión en los pases y tan solo un duelo perdido (ganó todos los duelos aéreos y perdió uno por abajo).

 

コメント


bottom of page