• Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Elvis Perlaza, el jugador más destacado en Millonarios



Millonarios empató a cero goles con Independiente Santa Fe por el clásico capitalino número 300, pese a ser superior a su rival en la mayor parte de los noventa minutos, donde la falta de definición, fue el mayor pecado de ‘El Embajador’.


En el primer tiempo, Diego Armando Godoy fue el jugador más activo en el ataque del equipo, buscando en varias ocasiones con pases al vacío, cortar la línea defensiva del equipo dirigido por Harold Rivera. El paraguayo propuso, pidió la pelota, se mostró y lanzó un par de pelotas que por poco abren el marcador, entre esos, un remate de Mackalister Silva que fue atajado por Leandro Castellanos. Asimismo, desde las bandas algunas opciones fueron gestadas por Omar Bertel, y en especial, por Elvis Perlaza, que fue muy juicioso en el retroceso y ambicioso en el ataque.


Para la segunda mitad, la posesión del balón fue toda para Millonarios, con Godoy y Silva como los arquitectos de las intenciones del ‘Albiazul’, sin embargo, el despliegue físico de Elvis Perlaza y el cansancio del 18 y el 14, fue llevando a que el juego se recargara de a pocos por la banda derecha en el último cuarto de la cancha, zona donde se lanzaron algunos centros que provocaron peligro en el área rival. El cartagenero suplió la falta de ideas del equipo tras las sustituciones de Mackalister y el paraguayo Godoy, que le bajaron intensidad a los deseos de ‘El Embajador’ de hacerse con el marcador del partido.


Por último, vale la pena hacerle una mención especial al ‘Chicho’ Arango por su participación en las opciones ofensivas del equipo, pues sus aportes vienen siendo valiosos en los últimos juegos, razón por la cual, se ha ganado la confianza de Alberto Gamero y parte de la hinchada. La defensa lució segura y estuvo concentrada en las pocas escaramuzas que tuvo el cuadro ‘cardenal' en ataque.


Aunque Millonarios mejoró significativamente en su juego, a esta altura del campeonato, vale poco haber sumado un punto. El margen de error cada vez es más corto, y si no se consigue una victoria en Medellín el día sábado, las posibilidades de clasificar entre los primeros cuatro, se irán viendo de a pocos, más lejanas.


Santiago Pabón López