En los ojos del hincha: Alegría incompleta




Según el diccionario el término incompleto se refiere a que es imperfecto, que le falta algo; así fue la sensación que quedó después de la victoria azul.


Se ganó y es bueno, pero dependemos ahora de muchas cosas, se ganó 1-0 cuando se pudo haber ganado por muchos más goles, el próximo partido al que puede ser el último párrafo del año, dicen que seguirán llegando jugadores pero también dicen que se van fichas claves, se ganó y se logró cupo a Copa Libertadores pero ahora a esperar si somos Colombia 2 o 3, queriendo ser 2 para ir cómo campeón, en conclusión estamos alegres por el triunfo y lo que representa pero lo que falta no está en nuestras manos.


Del partido contra Alianza Petrolera podemos decir que el equipo fue fiel a su estilo, salió a buscar el resultado, tuvimos varias ocasiones para anotar pero no sé dió por falta de efectividad. Para destacar, el nivel y lucha de Llinás, el jefecito Vega mostró su jerarquía, Macka es clase y corazón, Daniel Ruiz crecimiento y Bertel marca, orden y salida.

Cabe destacar el descubrimiento de Gómez que con su aparición obligó a Rodríguez a tratar de subir su nivel.


Ayer en el partido se sufrió, no por que el rival nos hiciera sufrir, sino por las oportunidades perdidas y el tiempo que pasaba. Gamero realizó sustituciones para lograr el primer objetivo que era ganar, fue así como en el minuto 74 llegó el gol de Macka a centro de Jader Valencia para así dejar algo de ilusión.


Millonarios juega con una ilusión muy remota: Ganar el próximo partido y esperar un marcador difícil que se de en Ibagué. Lleguemos al Campín pensando que esto es fútbol y es un juego y en los juegos cualquier cosa puede suceder si los dioses del fútbol así lo quieren.


El equipo cumplió con sus limitaciones con un objetivo primario que era poder asistir a Copa Libertadores el año entrante, así no se halla estado a la altura en momentos claves.




Manuel Peñuela