Opinión: ¿Todos son culpables?



Tras la derrota ante Deportivo Cali en Copa Sudamericana en condición de local, el presente de Millonarios es cada vez más complicado. Remontar la serie en Palmaseca, un estadio en el que nunca se ha ganado, parece casi imposible, mientras que en la Liga cada partido se juega con la calculadora en mano y a falta de tan pocas fechas, tendrían que alinearse los astros para clasificar.


Lo poco o mucho que había mejorado Millonarios, quedó borrado en el juego de este miércoles en El Campín, porque de nada sirve un cambio si no va acompañado de resultados. ¿Pero quien es el culpable? Todos son culpables.


Todos, menos los hinchas, que madrugan o trasnochan para ir al estadio a colgar los trapos para que el equipo se sienta apoyado. Los mismos que llegan, sin importar la emergencia sanitaria que vive el país, al hotel de concentración para alentar al equipo previo al partido, eso si, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad. Y no vengan a decir que son alcahuetas porque el amor de esta hinchada es el mismo siendo primeros o últimos. Acá las barras e hinchas hacen todo por el amor al escudo y los colores.


Culpables los directivos, que nunca han visto a Millonarios como un proyecto exitoso. Pocas veces han hecho inversiones acordes a la grandeza y necesidades de este equipo. Nadie sabe cuál es el proyecto del club más allá de promocionar jugadores de la cantera. Incluso en una rueda de prensa pasada, un colega de una pagina partidaria le preguntó a Gamero y no supo cómo responder. Los malos partidos son el resultado de la mala gestión, porque Millonarios no pierde por mala suerte, pierde por falta de variantes, por falta de un plantel competitivo.


Culpable Gamero (y no estoy diciendo que se tenga que ir), pero sin necesidad de dar nombres sabemos que el solicitó y aceptó refuerzos que desde que fueron anunciaron se sabía que no les daba la talla para llegar a Millonarios y él mismo pidió la renovación de un jugador que hace mucho cumplió su ciclo y tuvo que haberse ido solo porque en pretemporada anotó un gol y realizó un centro. El técnico también ha errado en los cambios, en no saber cerrar los partidos y en el caso de jugadores como Abadía, mandarlos a la guerra cuando quedan pocos minutos de partido.


Culpables los jugadores, que toman malas decisiones, que no están en buen nivel y que todavía no se han dado cuenta lo que representa jugar en Millonarios. No es posible, que siempre que el equipo hace un gol, se tienen que echar para atrás y darle el balón al rival. Tampoco es posible que jugadores entren al segundo tiempo y estén trotando la cancha. Sin duda en el equipo hay buenos jugadores, incluso los canteranos en su gran mayoría han dejado gratas impresiones, pero como colectivo le falta mucho al equipo. Es muy difícil que el equipo avance si los jugadores no hacen un buen centro, no aprovechan los tiros de esquina o en el desarrollo del juego toman malas decisiones y pecan por individuales. Ahí es imposible que Gamero haga algo.


El final de la temporada ya se acerca, sin contar con que la Copa BetPlay está cerca de iniciar y donde ojalá el equipo consiga el título porque Millonarios siempre está obligado a salir campeón. Esperemos las cosas mejoran, se hagan cambios drásticos en el equipo y Gamero, que ha mostrado cosas buenas pueda darle un titulo a este equipo.


Juan David Beetar

@JDBeetar

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon