Padres e hijos: Episodio 113



En un clásico donde sobró la torpeza y faltó el talento, Millonarios volvió a derrotar Santa Fe por 1-0 y logró su victoria 113 ante el equipo rojo, que ratifica la paternidad azul en el clásico capitalino.

Ya son 113 veces en la historia y 7 clásicos seguidos sin perder frente al rival de patio. Desde ese nefasto 4-1 en septiembre de 2014, el rojo no ha podido ganarle a Millonarios. Y Millos, sin un juego vistoso, consiguió la victoria. El equipo formó con Vikonis; Ochoa, Cadavid, Carlos Henao, Machado; Harrison Henao, Robayo, Silva (a quien reemplazó Estrada al minuto 61), Rojas; Andrés 'Manga' Escobar (sustituido por Carrascal al minuto 85) y Dairon Asprilla (salió por Núñez al minuto 65). Según el propio Rubén Israel el equipo pretendía lograr una superioridad numérica en el mediocampo con esa formación y neutralizar a Santa Fe. Así sucedió, aunque por esa misma batalla en el mediocampo el partido fue bastante aburrido en sus primeros 39 minutos, con imprecisiones de lado y lado y un juego cortado.

Ese aburrimiento que se sentía en El Campín cambió en el minuto 40, cuando Henry Rojas, después de una buena recuperación de Rafael Robayo, remató al arco desde el costado oriental y después de una mala parada de Robinson Zapata, Dairon Asprilla recogió el rebote y envió el balón al fondo de la red. Después del Gol, Millos se envalentonó y atacó más en los 5 minutos que restaron del primer tiempo, la hinchada se despertó y el primer tiempo terminó con Millos con el control de la posesión y a su vez de Santa Fe.

El segundo tiempo no fue muy distinto, Santa Fe especuló hasta con el marcador en contra y Millos lo controlaba bien. Aun así, el partido seguía siendo aburrido para los espectadores, pero tácticamente productivo para Millonarios. Cuando Carrascal ingresó el equipo se echó para atrás y Santa Fe intentaba atacar. El juego seguía siendo cortado y el rojo se acercaba (casi siempre sin peligro real) por medio de pelotas quietas. Vikonis estuvo acertado y atajó un cabezazo que hubiera podido ser el empate rojo. Después de eso el control fue azul y Maxi Núñez, quien volvió a demostrar que no es un gran definidor, dilapidó el segundo gol tras un pase de Escobar. El partido terminó y el resultado se repitió por 113 vez.

La novela más larga en el futbol colombiano, así como en la televisión, es Padres e Hijos, y los protagonistas son Millonarios y su hijo Santa Fe.

#SantaFe #DaironAsprilla #LigaÁguila

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon