Cinco y baile



Millonarios goleó 5-1 al Deportivo Cali en El Campín y aseguró un puesto como cabeza de serie en los cuartos de final de la Liga Águila 2017-2. El equipo de Russo se vio sólido y aprovechó las falencias de su débil rival. No había mejor manera de rematar la fase regular del campeonato.

Los libros dicen que, en el año de 1949, Millonarios tuvo la impresionante racha de anotarle 5 goles a su rival en 10 partidos de ese torneo. Dicen también, que los jugadores tenían un pacto para no anotar más de esa cantidad de goles y que después de conseguirlos, se dedicaban a “bailar” a su rival para deleitar al público. Y aunque ese equipo de ensueño, ese “Ballet Azul” no tiene punto de comparación con el Millos actual, hoy Vikonis; Palacios, De los Santos, Rivas, Bertel; Duque, Domínguez, Silva; Mosquera, Riascos, Del Valle, Figueroa, Rojas y Huérfano honraron a ese famoso equipo, que destrozaba a sus rivales en la cancha y que los hacía salir avergonzados del Campín. Justo así, como salió el Cali del Nemesio, deben salir todos los equipos siempre que visiten al azul. Esa debe ser la constante y más ahora que se acercan las finales.

Formación

Vikonis; Palacios, De los Santos (Annier Figueroa 78´), Rivas, Bertel; Duque, Domínguez, Silva (Henry Rojas 73´); Mosquera, Riascos y Del Valle (Christian Huérfano 64´)

Primer Tiempo

“Desde el desayuno se sabe cómo va a ser el almuerzo” dice un adagio popular. El primer tiempo de Millonarios dejó ver la impronta de Miguel Ángel Russo: ofensivo, organizado, corto y agresivo. Riascos abrió el marcador al minuto 18 con un zapatazo al palo izquierdo de Jerez después de bajar de pecho un centro de Bertel. Pese a que el Deportivo Cali niveló el marcador pocos minutos después, por el desarrollo del juego, era evidente que Millonarios iba a recuperar la ventaja en cualquier momento. El equipo presionaba la salida del equipo dirigido por Angulo y jugaba la mayoría del tiempo en campo rival. El goleador Del Valle apareció en el minuto 30 después de un magistral pase filtrado de David Silva para poner el 2-1 y empezar a mostrar el camino de lo que sería la goleada de la fecha.

(Repasa en detalle las acciones más importantes del partido aquí)

Segundo Tiempo

La parte complementaria sólo fue la ratificación de la superioridad de Millonarios. Ayron del Valle no dejó terminar de acomodar a unos cuantos espectadores en El Campín cuando puso el 3-1 al minuto 47. El gol fue parecido al segundo, con la excepción de que el pase lo hizo Mosquera y que esta vez Ayron, después de eludir a Jerez, definió con la zurda. Algunos pensaron que el partido estaba cerrado, que Millos bajaría las revoluciones para dosificarse, después de todo, queda apenas una semana para los cuartos de final. Pero ayer no. Millos siguió atacando como si necesitara el resultado, con movilidad, con dinámica y con mucho ímpetu. La recompensa a esa presión alta llegó al minuto 72 por cortesía de Duque y Mosquera: el primero recuperó el balón (la constante en él) en campo contrario cuando el Cali intentaba salir jugando y se la pasó al segundo, quien enganchó desde la banda izquierda hacia adentro y definió rastrero al palo contrario del arquero. Pero la cuestión no paró ahí, para completar este “cinco y baile” apareció Cristian Huérfano, quien convirtió su primer gol como profesional con un violento zapatazo que se instaló en todo el ángulo de Jerez, premio al joven jugador que pasa más de 2 horas diarias en transporte público para transportarse desde su casa hasta la sede del club. Como en 1949, el público salió feliz, ilusionado y amando a su equipo. No es para menos, la hinchada más fiel del país merece eso y mucho más.

Lo que viene

Millonarios conocerá su rival en cuartos de final (América, Equidad, Tolima o Jaguares) hoy a las 10 de la noche en el sorteo de Dimayor que se llevará a cabo en las instalaciones de Win Sports.

#LigaÁguila #Cali #AyrondelValle #DuvierRiascos #HaroldMosquera #ChristianHuérfano

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon