¿Y la hinchada?



El último mes y medio ha sido de ensueño: Millonarios le ganó una estrella a Santa Fe de visitante en diciembre y el pasado miércoles, levantó otro trofeo en el Atanasio Girardot frente a su más odiado rival. Con ese contexto y con el multitudinario recibimiento de la fanaticada embajadora en el aeropuerto el jueves, se pensaba (o por lo menos yo) que habría una masiva asistencia a El Campín para el partido contra Patriotas. Pero no, solamente 17.052 personas fueron a ver al supercampeón de Colombia.

Hagamos un recuento: siendo campeón, Millonarios llevó contra Equidad, por la primera fecha de la Liga Postobón 2013-1 cerca de 20 mil espectadores. En 2014, para la segunda fecha de la Liga Postobón 2014-1, también contra Equidad, llevó 19 mil personas aproximadamente. En 2015, frente a Patriotas, 23 mil personas fueron al Nemesio a verlo, en 2016 fueron 25.978 y el año pasado cerca de 14 mil. Todos estos partidos fueron el primero como local del año por liga.

Increíblemente, este año fue la segunda peor asistencia en 5 años. Sí, el año donde estrenamos la 15 y la Superliga. Una ganada a Santa Fe y la otra a Nacional, ambas de visitante. Sí, un domingo soleado a las 5:30 de la tarde. Con tribuna familiar, con el equipo brindándole a la hinchada las copas ganadas. La excusa el año pasado fue la falta de refuerzos, ¿y este año? ¿dónde están la horda de hinchas que pedía títulos, grandeza y jerarquía? ¿dónde están los que decían que no se abonaban hasta que el equipo ganara algo? ¿cómo no se va a llenar el estadio después de ganarle dos copas a los dos más grandes rivales en su cancha?

Algunos dirán que el precio es muy alto. Que las boletas son muy costosas. Esa excusa era válida para la Superliga, donde Millonarios se excedió en los precios. Pero, los precios de Liga son mucho más accesibles y cada tribuna subió, en promedio, 4 mil pesos. El equipo hizo lo suyo, ganó. Ahora, los hinchas deben respaldarlo en el estadio.

El hincha de este equipo siempre se ha caracterizado por ir a la cancha, por acompañar, por estar ahí. Lo dicen propios y extraños. Es lo que nos hace tan diferentes a los santafereños, por ejemplo. Hay que seguir manteniendo ese ADN. Una barra que se cantaba en la Lateral Norte (cuando era una popular) dice: “yo no soy como esos que se quedan en casa, escuchando la radio para oír lo que pasa”. Hoy por hoy, tristemente, es una realidad: la mayoría sí son esos que se quedan en casa. El próximo domingo Millos recibe a Nacional por segunda vez en el año, en un partido en el que suele estar lleno El Campín. Ojalá este año no sea la excepción. ¡Hay que ir a la cancha!

#CortitaYAlPie: ¿Por qué los hinchas de Santa Fe se atreven a hablar de Millonarios? Están últimos en el campeonato y ese equipo por el que se desviven, les dio la vuelta en la cara en diciembre. Sin ídolo, sin goles, sin puntos, sin “Manga” Escobar, sin Macnelly, sin Seijas, sin presidente próximamente y como siempre, sin hinchas. ¿No deberían preocuparse por eso más bien?

Luis Fernando Zambrano

@zambranoluisefe



  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon