¡A punta de contragolpe!



Millonarios ganó su primer partido en la Liga Águila 2017-I ante el Bucaramanga, al que derrotó por 3-0 con anotaciones de Kouffaty, Machado y Arango.

Después del duro golpe que significó la eliminación en Copa Libertadores, Millonarios jugaba de nuevo en el Campín ante su gente. 12,044 personas respaldaron al equipo y vieron cómo por medio de tres rápidos contraataques Millonarios logró sus primeros tres puntos en la liga.

Millos formó con: Sánchez; Palacios, Franco, Cadavid, Machado; Duque, Rojas, Kouffaty; Núñez, del Valle y Quiñones.

La única vez que Bucaramanga se acercó en serio al arco de Millonarios en el primer tiempo fue al primer minuto. El equipo entró desconcentrado y Ramiro Sánchez se quedó con el balón que hubiera significado empezar con el pie izquierdo la tarde de domingo en El Campín. Después, Millos jugó solo. Sostuvo la posesión del balón por largo tiempo, buscaba espacios para generar el gol y era paciente. Duque le daba equilibrio al mediocampo y Machado se mostraba como ese gran jugador que fue en su primer año en Millonarios; el que pasaba al ataque sin miedo, el que se movía para generar espacios, el que llegaba a la última linea y pensaba.

Kouffaty la pedía, levantaba la cabeza y representó ese talento del que Millonarios careció en sus dos últimas presentaciones. Tanto así, que el primer gol vino por cuenta suya. En el minuto 39, y después de buscar sin descanso el arco de Bucaramanga, Elíser Quiñones recuperó la pelota, la pasó a Núñez y este, asistió a del Valle, quien ganó la banda y la pasó a la mitad donde, sin marca, esperaba el 10 venezolano para abrir el marcador.

La tribuna de El Campín, que no estuvo ansiosa, que apoyó al equipo sin reparos, celebró, por fin, el tan merecido gol. Al equipo le había faltado contundencia, pero el Bucaramanga tampoco había puesto a Sánchez. La victoria era más que justa y así se iba Millos al entretiempo.

Kouffaty, de buen partido, fue sustituido por Cristian Arango para el segundo tiempo. Millos bajó la intensidad en el segundo tiempo y el Bucaramanga tuvo posesión y desnudó alguna que otra falencia defensiva de Millonarios. Pero nada serio, ningún sobresalto grave.

Al minuto 62 Núñez ganó la banda, le puso un centro perfecto a del Valle, que cabeceó bien pero increíblemente el defensa Monsalve la sacó en la línea. Era urgente que Millos anotara de nuevo, ya que otra vez, se estaba dejando arrinconar en su arco con nada.

Después de que Bucaramanga desperdició claramente el empate (tres jugadores al frente del arco fallaron en hacer contacto con el balón) Millos despertó. Bajo el aguacero inclemente que caía en el "coloso de la 57" el equipo adelantó sus líneas, buscó más a Arango y a Núñez y se fue por el segundo gol.

Millos seguía pecando de ineficaz y los nervios empezaban a estar presentes. 1-0 era muy poco. Pero como de repente llegó el aguacero, así también llegaron los goles: al minuto 82, otra vez Quiñones inició un rápido contraataque que acompañó bien Machado, quién definió pegado al palo. Y luego, al minuto 85, Ayron del Valle comandó el tercer y último contraataque, en donde cedió el balón a Cristian Arango que definió de buena manera para poner el definitivo 3-0. Millos ganó, gustó y poco a poco, hace olvidar la amarga noche del miércoles.

Su próximo partido será el domingo a las 3:30 PM frente a Rionegro en el estadio Alberto Grisales y con la transmisión de RCN.

#LigaÁguila #Bucaramanga #JacoboKouffaty #DeiverMachado #CristianArango

  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon