En los ojos del hincha: El trabajo de un grupo de obreros logró el resultado



Para nosotros los hinchas de Millos ir a Palmaseca a enfrentar al Deportivo Cali sin contar con nuestro capitán Mackalister Silva nos llenaba de incertidumbre, además del nivel que venía presentando el equipo.


Gamero apeló a lo que él creyó que era lo mejor que tenía, con un planteamiento equilibrado, sin renunciar a la tenencia y al ataque enfrentó al vigente campeón.


Millonarios apeló a la jerarquía, ganas, temperamento, táctica o en una sola expresión, amor propio. Cada jugador dio lo mejor de si para el bien del colectivo.


Quién puede negar la seguridad que proyecta Montero, la claridad de Vargas, la categoría de Llinás, el equilibrio de Vega, la habilidad de Ruiz, el desequilibrio de Sosa, la potencia de Herazo, sin desconocer el compromiso de los demás. No serán los mejores pero mostraron compromiso con el equipo.


Al equipo le falta más, no lo podemos negar, pero ya comenzó a funcionar, y tendrá más magia cuando juegue Macka, pero se demostraron y


nos demostraron que si no está con un trabajo aplicado se puede sacar resultados, me viene a la cabeza frase de Don Alfredo Di Stéfano, el todo es más que una sola de las partes.


Algunos dirán que Cali viene mal y porqué más bien no decimos que Millonarios lo hizo ver mal, ya estamos entre los 8 como debe ser, subir posiciones y clasificar lo más rápido posible y que el equipo siga mostrando orgullo y amor


propio. Que la hinchada siga mandando buena vibra, seguir bancando a todos y cada uno de los guerreros que se ponen está armadura sagrada.


Sigo con la ilusión, el camino se construye paso a paso, partido a partido, se vale soñar.


Un saludo a Azul Total por sus seis años siempre siguiendo al más grande de Colombia, Millonarios.

Manuel Peñuela