top of page

Jhoan Hernández, una promesa viviente



El primer semestre de Millonarios en este 2024 no ha sido el mejor. El juego y los resultados que espera la hinchada no se han dado, sumado a una seguidilla de partidos que han repercutido en la parte fí­sica de los jugadores, causando lesiones en casi todas las posiciones del equipo. 


Ante la necesidad de sustituir estas bajas, Gamero ha recurrido a la cantera azul con la finalidad comenzar a darles rodaje profesional y cubrir aquellas posiciones donde hay lesionados.


En este contexto aparece Jhoan Hernández, un chocoano de 18 años que juega de lateral izquierdo y quien llega a la titular debido a las lesiones de Danovis Banguero y Omar Bertel.


En este año, Hernández ha jugado un total de 14 partidos, donde cada vez que iba de inicialista demostraba un muy buen pie y unas ganas de explotar su banda. Claramente le faltan pulir algunos movimientos o una que otra salida pero eso no opacaba el gran rendimiento que desempeñaba en la cancha.


Jhoan ha enfrentado rivales duros como Flamengo o Junior, y esto no ha sido impedimento para demostrar su talento. En estos partidos de alto nivel ha dejado en evidencia el potencial que tiene por su banda. Con corte hasta hoy, Hernández lleva un total de 3 asistencias.


Y justo ayer, en el partido por la segunda fecha de cuadrangulares contra Pereira, Jhoan Hernández fue la figura del partido. Con más de un 80% de precisión en sus pases, 5 recuperaciones y 4 intercepciones, el lateral oriundo del Chocó fue el más destacado del encuentro.


Fue partícipe de varias jugadas ofensivas y sabe enmendar los errores que cometen otros jugadores por su misma banda. Es un jugador aplicado y correcto al momento de tener fricción o disputar la pelota con los rivales. 


Hoy Jhoan no nos hace extrañar a Bertel y le demuestra a Gamero que es un jugador titular incluso por encima del experimentado Banguero. 


Es apenas un muchacho pero tiene toda la capacidad de ser un jugador que puede marcar la diferencia en ligas más importantes que la nuestra. Por eso mismo, es responsabilidad del club arroparlo y dejar que crezca tanto físicamente como mentalmente, sin perder ese talento que lleva dentro.

Comments


bottom of page