Elogio a Steven Vega, la realidad y el futuro del mediocampo de Millonarios



Debo confesarles algo. Hace unos meses, escribí un Tweet -indignado por la eliminación de Millonarios en la última era Pinto- diciendo lo siguiente: “Millonarios no será campeón, mientras tenga a jugadores como Steven Vega en la nómina”. Hoy creo lo contrario: Millonarios puede ser campeón, mientras sus jugadores como Steven Vega vistan la camiseta azul.


Sí. Lo reconozco. Steven Vega hizo lo que mejor sabe hacer un jugador de fútbol: cerrar bocas. Pasó de ser una variante en la lateral derecha y el segundo cambio del gladiador exiliado Jhon Duque, a ser cabeza de área del mediocampo azul, hombre crucial para Alberto Gamero y - ¿por qué no? – talento en el radar de Selección Colombia.


Hablemos de lo más reciente. Ayer por cuartos de final de la Liga Betplay 2021-I, frente a un América alicaído y sin técnico en propiedad, Steven Vega se comió la cancha del Manuel Murillo Toro, en Ibagué. A pesar de ser un jugador menudo, tiene una potencia impresionante para anticipar balones. Me recuerda al mejor momento de Jorman Campuzano, antes de hacer maletas a Boca Juniors.


Evaluar el mapa de calor del partido de anoche de Steven Vega es fácil. Se marca todo con su presencia, a excepción de las dos áreas del campo. Jugó los 90 minutos, tuvo un 80% de pases precisos, completó tres pases largos, ganó cuatro duelos por el suelo, ganó un duelo aéreo, interceptó tres veces el balón y realizó dos barridas con éxito ¡Qué volante tapón!


Pero esa ha sido la constante de Steven Vega desde que Jhon Duque cambió el ajiaco por la comida mexicana. Lo primero que hizo Gamero fue darle confianza en el mediocampo, la cual le había hecho falta en los últimos años. Lo ponían entre 10 y 15 minutos -periodos en los que no vi nada extraordinario-, y recién hasta el semestre pasado dio pistas sobre el futuro que tiene.


Y yo no soy el único que proyecta a Vega en Europa y en Selección Colombia. De acuerdo con el CIES Footbal Observatory, en publicación de febrero pasado, el mediocampista categoría 98’ es uno de los 10 jugadores Sub-23 con mayor proyección para selección nacional. De hecho, Vega fue el único jugador de la liga colombiana en ocupar la tabla, la cual está liderada por Carlos Cuesta -exNacional y jugador de Champions con el Genk belga-.


Steven Vega ha jugado 20 partidos en la temporada, su promedio de minutos es enviable: 89’ minutos por encuentro. Tiene un promedio de 2.5 intercepciones por partido y 2.6 barridas con éxito por partido. Y hay un dato que marca la diferencia con quien ocupaba su puesto antes: 1.4 faltas por partido, lo cual lo hace un jugador elegante para marcar, pero firme para defender nuestros colores. Yo le tengo fe. Yo sé que usted también.