• Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon
  • YouTube Social  Icon

Picota Azul, un llamado a la conciencia



‘La Santa’ como le dicen en el estadio, es una mujer que decidió apoyar a los que suelen ser olvidados: los presos. Picota Azul nació gracias al interés de ella y otras mujeres por los hinchas de Millonarios que están presos y a quienes apoya pese a los errores que han cometido. “Hace 3 años encontré a los muchachos, desde el 2002 estaban perdidos y los encontré. El movimiento nace porque queremos que ellos salgan del anonimato, por eso les pintamos un trapo para mostrarlo ante todo el estadio” afirma la fundadora de Picota Azul.

‘La Santa’ visita a los presos hinchas azules todos los sábados y domingos, sin embargo, reclama que la gente y el club no la ha apoyado lo suficiente. “Actualmente tengo un proyecto de sacarles una camiseta con su logo y quiero entrarla a la cárcel para que ellos la aprueben y así poder empezar a buscar ayuda. En el estadio, tanto el club como la gente, me prometen y me prometen y nadie me ayuda de verdad.” Respecto a los productos que les lleva en sus visitas, priman los de aseo y, en ocasiones especiales, comida y ropa.

Picota Azul hoy en día representa a más de 100 carcelarios ubicados en la prisión de Bogotá. Natalia, la hija de ‘La Santa’, también ayuda en el movimiento que fundó su madre y afirma que su principal motivación para formar parte de Picota Azul es una persona pero también siente que el movimiento puede ayudar a mandar un mensaje. “Mi motivación es una persona muy sagrada que está allá y que es muy importante para mí. Sin embargo nosotras vamos y le pedimos a los jugadores y al club que los muchachos mandan mensajes, que ellos los repliquen, algunos creen que ir a la cárcel es tocar el cielo con las manos y así no es” reflexiona Natalia.

Para ellas las divisiones en la hinchada no pueden ni deben existir y, mucho menos, dentro de la cárcel. “Para nosotras todos son iguales, todos son azules, sean Blue Rain, sean Comandos, sean lo que sean. No hay ninguno que sea más o sea menos que otro. Acá los representamos a todos, sin excepción. Ellos también son humanos, eso a la gente se le olvida, ellos sienten, tienen corazón”. También, mandan un mensaje a todas las personas de las barras populares que asisten al estadio. “No queremos ni un solo preso más allá. Con la vida no se juega. Queremos que esto también sirva para que todos cojan conciencia de que ir a parar a una cárcel es algo terrible, cuando alguien cae allá es olvidado. Yo siempre digo que el hospital, el cementerio y la cárcel van los tres de la mano” concluye ‘La Santa’.

Las personas que quieran ayudar pueden contactarse mediante el fan page de Facebook: PicotAzul.

#PicotaAzul